La empresa
Servicios
Contactar
Plagas
Inicio
PLAGAS
COCHINILLA DE LA HUMEDAD
    Orden Isótopos
Las grisáceas y ovaladas cochinillas de humedad, que parecen diminutos armadillos, se encuentran entre los pequeños invertebrados que se arrastran mejor conocidos y han adquirido muchos nombres populares. Las cochinillas de humedad son los únicos crustáceos que han llegado a adaptarse a vivir solamente en tierra. Entre los que viven en el agua se encuentran las langostas, los cangrejos, las gambas y los langostinos.

La relación de las cochinillas con los demás se hace patente por el hecho de que la hembra transporta los huevos por todas partes en una ooteca y porque respiran por unas branquias que tienen la forma de apéndices de delgada piel situadas en las patas.

Las cochinillas no pueden vivir en lugares secos, ya que las branquias solo pueden funcionar si se mantienen húmedas. Su cuerpo no posee la característica cutícula impermeable exterior de cera de los insectos, y si una cochinilla se extravía dentro de una habitación seca llegará a desecarse al cabo de pocas horas.

Esos pequeños crustáceos se alimentan principalmente de materia vegetal, pero también pueden comer animales muertos. Las que se ven por las casas y bodegas generalmente pertenecen a las especies Onicus asellus y Porcellio scaber.

Cuando se observan grandes cantidades de cochinillas en una casa, significa que la atmósfera está demasiado húmeda. En ocasiones algunas de ellas pueden abrirse paso hacia el interior de una habitación o sótano, y generalmente se tratará de individuos recién salidos de los huevos procedentes de un montón de paja vieja u hojas secas u otros desperdicios del jardín. De vez en cuando provocan daños royendo frutas y verduras almacenadas en sótanos húmedos.


Correo electrónico:
plagamania@gmail.com
Servicio 24 horas:
616944699